Un tema caliente: Ciudadania y compromiso político

 

Se habla de política participativa en muchos lugares del mundo. La comunicación de los jovenes ciudadanos en las redes sociales ha sido el tema de una de las más de 15 preconferencias que el ICA. La International Comunication Association, ha dedicado un día a las relaciones entre política y nuevos medios en una de esas pre conferencias de la gran cita anual. Estaba coordinada por investigadores de la University of York, UK, que trabajan en proyecto internacional con la Universidad de Monash, Australia. Participaba también en la organización la Universidad de Wisconsin, USA, a través del Center for Communication Research. La presencia de estos investigadores es una muestra de proyectos en curso y excelentes ejemplos.

Todo un dia reflexionando sobre algo que también implica a los adultos. Participar en la comunidad para transformarla, aunque no siempre resulta fácil. Tres sesiones han dado para mucho, cada una dedicada a un tema: el papel de las redes sociales, la voz de los jóvenes en ellas y el lugar de la educación en la participación política. Han sugido algunos dilemas, o yo lo he percibido así. Me atrevo a sintetizarlos. No se trata de repetir lo que alli se ha planteado, sino más bien de presentar la interpretación que me atrevó a dar.

En primer lugar, es un tema caliente. Se vio en la discusión final que es complicado buscar unas estrategias eficaces que contribuyan a comprometer a los jóvenes en la participación política. Es difícil que entre en las aulas. Lo deja claro la presentación Stephen Coleman (University of Leeds) cuando se pregunta si la comunicación es algo estupido. No escuchamos suficientemente a los jóvenes, parecía decirnos con el video que presentó y que se introduce en estecomentario unas líneas mas adelante. Suzanne Mellor (Senior Research Fellow, Australian Council for Educational Research) (ACER) piensa que sólo es posible desde la acción, cuando se participa en una escuela democrática. Sólo cuando los estudiantes estén presentes en la toma de decisiones, será más fácil que comprendan el valor de la colaboración en los asuntos de la comunidad. También fueron interesantes las aportaciones de  David Kerr, Citizenship Foundation, y Chris Waller Association for Citizenship Teaching que, desde instituciones diferentes, trabajan con jóvenes y docentes. Respecto a los estudiantes los datos muestran que hasta bien entrada la adolescencia no se interesan por la política en un contexto similar al de los adultos.

Tras haber asistido a la discusión de esta sesión tengo la impresión de que introducir la política en las aulas generan en los adolescentes una reacción tan fuerte como la que puede suponer para los adultos la presencia de los videojuegos comerciales en ellas. Las diferencias generacionales son más fuertes en unos temas que en otros, por eso hablo de videojuegos y política como temas ardientes, candentes, diría yo. Los intereses de los educadores y aprendices van caminos distinos, de allí que se generen reticencias muy distintas.

My name is Mohammed and I am a Muslim
 
 
 Because life is not a silent movie

 

Merece la pena detenerse en las razones que pueden contribuir a explicar esta situación. Adultos y jóvenes quizás no nos escuchamos sufientemente, incluso ni siquiera entre unos y otros. Por lo que se refiere a los adultos, investigadores en este caso, basta observar las claras diferencias entre estudiosos Norteamericanos y europeos respecto a los concepts que utilizan. Por ejemplo, si revisamos la literatura Norteamericana el término más frecuente es el de participación cívica, civic engagement. El New York Times se hace eco de la necesidad de precisar el término cuando revisa el libro editado por Thomas Ehrlich a propósito de la presencia de la responsabilidad cívica en la educación superior. Frente a esta postura, desde la Universidad Libre de Bruselas, lider entre las europeas en algunos temas, Nico Carpentier prefiere usar el concepto de participación democrática para hablar de política y poder.

Ante este tema, como en otros muchos planteados en relación con las ciencias sociales, también existen profundas diferencias entre los métodos de investigación que se utilizan. Se advirtió claramente en las presentaciones de la sesión. Por ejemplo, Lance Bennett & Alexandra Segerberg se refieren, continuando trabajos anteriores, a la dinámica de las oganizaciones que emerge desde los movimientos ciudanos y que está presente en las redes sociales, sobre todo Twitter. En este caso los análisis de gandes cantidades de datos son imprescindibles para saber qué ocurre, como se compartan las personas en este medio. Pero es preciso ir más allá para sabér por qué se presentan esos comportamientos. A ello ayudan los trabajos cualitativos, por ejemplo, el análisis de las producciones que los jovenes suben a YouTube. Es un tem nuevo, pero dice mucho sobre qué les interesa, indudablemente, les preocupan temas concretos y que afectan directamente a su propia vida. Quedó claro en las presentaciones de Kjerstin Thorson, cuando diseñan las informaciones que generan de sí mismos, para estar presentes enla red, o en la de Liesbet van Zoonen cuando analiza los videos que muchos jóvenes publican en Youtube.

En suma, me quedó claro que la relación entre la tecnología, que facilita las acciones humanas, y el modo en que condicionan la participación en la comunidad, incluso las actividades individuales, es una tema complejo y abierto, ante el que es preciso observar, explicar e interpretar.

 

About pilar

Pilar Lacasa coordina el Grupo Imágenes, Palabras e Ideas desde 1998. Le entusiasman las tecnologías emergentes de la comunicación, explorarlas personalmente y utilizarlas como medios para relacionarse con amigos cercanos y lejanos. Suele ir frecuentemente al cine, ve por la televisión películas del cine clásico americano o europeo. Hace fotografías en contextos naturales y juega a videojuegos de estrategia. Su trabajo de investigación se ha desarrollado adoptando un marco sociocultural. Sigue a Pilar en Twitter http://twitter.com/placasa Facebook http://es-la.facebook.com/people/Pilar-Lacasa/597028666

No comments yet.

Leave a Reply