La trastienda del Gran Hotel Budapest

Todas las películas tienen una trastienda, pero ahora entramos en un lugar especial, sobre todo innovador. Merece la pena pasarse un poco aquí, aunque sea un escenario imaginario. Merece la pena rebuscar en lo que hay detrás, en cómo se planificó y, sobre todo, en cómo allí se mezclan distintos medios e incluso, distintas formas de arte que van más allá de lo que tradicionalmente ha sido la búsqueda de localizaciones de una película.

Pero hay algo más, la estética que conforma los lugares del Gran Hotel Bubapest no surge solo de la imaginación de sus creadores directos. Está inspirada en la pintura de Caspar David Friedrich, un pintor paisajista alemán de la época romantica, que inspira no solo las construcciones del hotel, creado en una maqueta en miniatura, sino otros muchos entornos, merece la pena contrastarlos.

Caspar David Friedrich. The wanderer above the sea of fog, 1818. Pintor Morning mist in the mountains

Lo que llama la atención en las imágenes anteriores de Caspar David Friedrich son esas figuras triangulares, geométricamente organizadas, con la referencia de paisajes nevados.

TGBH_LOOK_VFX_04A TGBH_LOOK_VFX_07

Sigamos en la trastienda en la trastienda, se descubre leyendo la crítica de película que apare ció en The Guardian. La literatura es una fuente inspiración, en los créditos se cita a Stefan Zweig, novelista austriaco que, incluso en su fotografía recuerda al actor protagonista de la película   Ralph Fiennes. Este escritor es el producto de una cultura burguesa que entre los años 20 y 30 coquetea con el nazismo. Merece la pena leer en detalle las reflexiones, en el mismo periódico, sobre por qué el director de la película, Wes Anderson, asume las descripciones y la perspectiva de Stefan Zweig.

El hotel y su entorno: una trastienda transmedia

Entiendo la idea de transmedia asociada al hecho de contar historias. Va más allá de decir que las historias se representan y se cuentan a través de distintos medios. Henry Jenkins profundizó en este tema desde hace bastantes años. Los contenidos de una historia se dispersan a través de diversos medios y todos ellos confluyen para contar algo nuevo, más allá de lo que contaría cada uno de forma independiente.

¿Por qué digo que The Grand Hotel Budapest tiene una trastienda transmedia?¿Por qué uso una palabra demasiado cargada de significados, que cada persona interpreta como quiere y a veces de forma confusa o demasiado simple? Porque para construir  el Gran Hotel Budapest, el verdadero protagonista de varias historias  que confluyen se utilizaron diversos canales, medios y técnicas para trabajar los contenidos creando algo más que un edificio que a veces habla por sí mismo para contar la historia. Las cuenta poniéndolas en boca de Ralph Fiennes,Monsieur Gustave, el conserje legendario un hotel de los años 30: “un edificio gigantesco y majestuoso en las montañas”,  que está entre el Palacio presidencial de Nicolae in Bucharest y el Overlook Hotel en la película de Kubrick’s The Shining

National Geographic entrevistó al diseñador de este edificio Adam Stockhausen, interesándose por las localizaciones de la película. The Republic of Zubrowka está parcialmente inspirada en la ciudad de Karlovy Vary, Czech Republic. Existen muchas referencias visuales a ella. Merece la pena ver la imagen del actual Hotel Imperial Karlovy Vary y la imagen del Grand hotel Pupp, los dos en  Karlovy Vary, un lugar turístico de la República Checa en el que cada año tiene lugar un interesan e Festival de cine.

 Los efectos especiales de The Grand Budapest Hotel

Merece la pena visionar los dos videos que incluyo a continuación y que, realmente nos introducen en la trastienda de los efectos especiales de esta película. El primero es un “making off” (B-Roll), al menos en cierta manera. Es un conjunto de grabaciones, de tomas falsas quizás, pero que nos da idea de cómo trabajó el director. Es realmente interesante verlo en acción, obervar como dirige interactuando con los actores.  Si tuviera que recomendar algo me fijaría en las representaciones de los conserjes, cuando hablan entre ellos en presencia del director o recibiendo sus instrucciones (por ejemplo, 0:55 o 2:28). También merece la pena detenerse, ya hacia el final (9:17) en la presentación de distinta documentación con la que se fue reconstruyendo e universo de esta república imaginaria, sus planos, sus periódicos, sus diseños.

El segundo vídeo (VFX) merece la pena, lo recomiendo entero si alguien quiere descubrir los momentos estelares en la creación de los efectos especiales. Se entienden mejor leyendo las entrevistas con Gabriel Sanchez es el Supervisor VFX (visual effects) en la película. El trabajo fue de 10 meses e realizó 340 “shots”. Hablando de su colaboración con Wes Anderson, el director , nos dice que buscaban hacer invisibles esos efectos. Mezclaron las miniaturas y las técnicas de stop motion. Aunque parezca increíble, en la creación del hotel. trabajaron fundamentalmente don Photoshop, ampliado con diversos efectos, planos cortos o largos se fueron entremezclando, para conseguir entre otras cosas los efectos de la luz. Todo ello se observa perfectamente en el primer minuto de este chip, en el que se presenta la belleza de la maqueta cambiando sus colores. De forma parecida, nos explica cómo logró los efectos especiales sobre los personajes, cuando están en lo alto del observatorio en las montañas  (2:09 a 3:26), o cuando son perseguidos y avanzan en un trineo a través de ellas ( 3:34, hasta el final).

Es difícil concluir con ideas cerradas este paseo por la trastienda del Gran Hotel Budapest. Quizás una recomendación: ir a verla y tratar de comprender sus mensajes, que los tiene aunque cada persona los interpretemos de forma distinta.

 

 

About pilar

Pilar Lacasa coordina el Grupo Imágenes, Palabras e Ideas desde 1998. Le entusiasman las tecnologías emergentes de la comunicación, explorarlas personalmente y utilizarlas como medios para relacionarse con amigos cercanos y lejanos. Suele ir frecuentemente al cine, ve por la televisión películas del cine clásico americano o europeo. Hace fotografías en contextos naturales y juega a videojuegos de estrategia. Su trabajo de investigación se ha desarrollado adoptando un marco sociocultural.
Sigue a Pilar en
Twitter http://twitter.com/placasa
Facebook http://es-la.facebook.com/people/Pilar-Lacasa/597028666

One Response to “La trastienda del Gran Hotel Budapest”

  1. Tessie 7 mayo, 2016 1:09
    #

    Such an impevssire answer! You’ve beaten us all with that!

Leave a Reply